En un mundo tan imperfecto, el dinero otorga más posibilidades en casos como los de la pandemia deCovid-19, y mientras el distanciamiento social es una de las medidas de protección básicas contra el coronavirus, cada quien lo hace como puede y con lo que tiene, incluyendo por supuesto a los millonarios.

Así, en el caso de los multimillonarios, rentar lujosos yates les proporciona no solo un viaje de placer, sino seguridad y aislamiento en tiempos de emergencia sanitaria.

Jonathan Beckett, ejecutivo de la empresa británica de alquiler de yates Burgess, dijo al diario The Telegraph que la demanda de sus servicios aumentó desde el inicio de la pandemia, y que “la gente está buscando maneras de capear la tormenta, y un yate en un clima agradable no es un mal lugar para aislarse”.

Esta empresa fleta embarcaciones desde 53 mil dólares y 1,1 millones de dólares por semana, y Beckett señaló que los clientes reservan las naves para varios meses.

El empresario comentó que “una familia ha alquilado un yate durante 9 semanas, y también hemos tenido 2 reservas a largo plazo para yates de 39 y 70 metros. Los clientes hacen las gestiones para que sus hijos reciban educación a bordo, con lecciones de cocina del chef del yate y pasando tiempo con la tripulación en la sala de máquinas para aprender tecnología”…

Agregó que existe un aumento del interés por destinos remotas como Alaska, las islas del Pacífico y el sur de Chile. La tendencia se observa también en Estados Unidos donde los multimillonarios consideran que el mejor modo de garantizar el distanciamiento social es estar en un barco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here