Luego de mandar a volar a su entrenador en pleno partido ante miles de personas, el portero del club de fútbol, Chelsea, Kepa Arrizabalaga fue multado con una semana de sueldo.

No es para menos, el arquero español retó la autoridad del técnico Maurizio Sarri y se negó a salir de cambio en la final de la Copa de la Liga, el domingo pasado ante Manchester City, juego que perdió el equipo de Chelsea 4-3 en tiros penales.

Kepa no quiso abandonar el terreno de juego para ser sustituido por Willy Caballero, lo que provocó que Sarri comenzara a hacer aspavientos y enfureció cuando el español le hizo señas de que no saldría del campo, tras ser atendido por los servicios médicos por un problema muscular a 3 minutos del final.

Para el entrenador, “hubo un malentendido pero se dio cuenta de que cometió un gran error con la forma en la que reaccionó”, señala el técnico, quien ha dicho también que “me pidió perdón a mí, a sus compañeros de equipo y al club”, y que

“Es decisión del club si quieren penalizarlo de acuerdo con las normas del club, pero por mi parte esta cuestión está cerrada”.

Por su parte, el portero Kepa señaló en un comunicado publicado en el portal del club, que “aunque hubo un malentendido, pensándolo bien, cometí un error con mi forma de gestionar la situación”.

“Quería tomarme hoy un momento para pedir perdón completamente y en persona al entrenador, a Willy, a mis compañeros de equipo y al club”, dijo Kepa, de 24 años, y añadió que “quiero ofrecer la misma disculpa a los fans. Aprenderé de este episodio y aceptaré cualquier castigo o penalización que el club considere apropiada”.

El club publicó en su página web tanto la declaración de Sarri como la de Kepa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here