Un grupo de especialistas de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos hizo un estudio que asocia el dormir con la luz o la televisión prendidas con el riesgo de ganar peso o sufrir obesidad en las mujeres.

Una de las autoras de la investigación, Chandra Jackson, aseguró que “los humanos están genéticamente adaptados a un entorno natural que consiste en luz solar durante el día y la oscuridad durante la noche”, y que “la exposición a la luz artificial en la noche puede alterar las hormonas y otros procesos biológicos, aumentando el riesgo de problemas de salud como la obesidad”.

Los investigadores usaron datos de un cuestionario realizado a 43 mil 722 mujeres de entre 35 y 74 años de edad, sin antecedentes de cáncer o enfermedades cardiovasculares, ni trabajadoras por turnos y tampoco embarazadas al iniciar el estudio, debiendo responder si dormían sin luz, con algo de luz nocturna, con luz afuera de la habitación, con una luz o la televisión encendidas en la misma habitación.

Analizando datos como peso, altura, circunferencia de la cintura y cadera e índice de masa corporal, los científicos estudiaron los casos de obesidad y aumento de peso experimentado por mujeres expuestas a luz artificial durante la noche en comparación con las que afirmaban dormir en entornos oscuros.

En un comunicado, detallan que los resultados del trabajo demostraron que mientras que una pequeña luz nocturna no se asociaba con un aumento de peso, las mujeres que dormían con la luz o la televisión encendidas en la habitación tenían un 17 % más de probabilidades de ganar 5 kilos en el transcurso de 5 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here