Más de 200 renos fueron encontrados muertos en el archipiélago noruego de Svalbard, descubrimiento que despierta preocupación entre los científicos, quienes atribuyen lo ocurrido al cambio climático.

Durante un censo anual de la población de esta especie realizado por investigadores del Instituto Polar Noruego, se hallaron 2 centenares de cuerpos sin vida de renos, cifra nunca antes registrada desde que comenzó el monitoreo en la zona, hace más de 40 años.

De acuerdo a la jefa del conteo, Ashild Onvik Pedersen, los animales murieron de hambre debido a la escasez de alimentos provocada por el cambio climático.

Los expertos explican que en diciembre se registró en el Ártico una temperatura más cálida de lo habitual, que dio como resultado lluvias intensas, y esto generó que el suelo de Svalbard se congelara posteriormente, produciendo una capa de hielo dura y gruesa.

Por lo general, los renos pueden cavar a través de la nieve para alcanzar la vegetación que hay debajo, pero esta capa de hielo era tan impenetrable que los animales acabaron muriendo de inanición, a lo que Pedersen explicó a la emisora ​​estatal NRK que “es un ejemplo aterrador de cómo el cambio climático afecta la naturaleza. Es triste”.

Pese a reconocer que es natural que algunos renos mueran durante el invierno, achacó al calentamiento global este agravamiento de la situación. Durante el monitoreo también se observó que los animales habían empezado a incorporar algas marinas a su dieta en busca de aplacar su hambre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here