Un enorme cachalote apareció muerto en una playa de Escocia, y cuando fue objeto de una revisión para determinar la causa de su muerte, tenía 100 kilos de basura en su estómago lo que para los expertos, pudo provocar que perdiera su movilidad y quedase encallado.

La organización Scottish Marine Animal Strandings Scheme, dedicada a la protección de especies marinas en Escocia, explicó en un comunicado que cuando llegaron este fin de semana a la playa de Seilebost, en la isla de Harris, el cachalote llevaba muerto 48 horas, y al realizarle la necropsia, encontraron en su interior vasos, bolsas, guantes, tubos, redes de pescas y cuerdas.

Sin embargo, los especialistas aún no están seguros de que los desechos fuesen la causa de la muerte, porque algunos llevaban bastante tiempo en su interior, y explican que “el animal no estaba en condiciones particularmente malas, y aunque es ciertamente plausible que esta cantidad de escombros fuera un factor en su encallamiento vivo, en realidad no pudimos encontrar evidencia de que esto haya impactado u obstruido los intestinos”.

Sin embargo, Scottish Marine advirtió que la cantidad de plástico encontrado es “horrible” y sirve “una vez más” para demostrar “el peligro que la basura marina y las redes de pesca perdidas o desechadas pueden causar en la vida marina”.

Añadió que este es un ejemplo de un problema global causado por “una gran cantidad de actividades humanas”.

“La ballena tenía desechos en el estómago que parecían haberse originado tanto por causa del sector terrestre como del pesquero, y podría habérselos tragado en cualquier punto entre Noruega y las Azores”, precisa la organización.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here