El ambiente de la comedia en Estados Unidos enluteció este lunes con la muerte del actor Luke Perry, conocido por la serie “Beverly Hills, 90210” a los 52 años tras no recuperarse del derrame cerebral sufrido hace unos días.

El estado de salud de Luke entró en crisis el pasado miércoles, lo que obligó a un equipo de emergencias a dirigirse rápidamente a la casa del histrión en Sherman Oaks, California para estabilizarlo y llevarlo de inmediato a un hospital

Perry fue trasladado al nosocomio justo el día que se dio a conocer que la serie regresaría con un nuevo enfoque y  los miembros originales del reparto como Jason Priestley, Jennie Garth, Ian Ziering, Gabrielle Carteris, Brian Austin Green y Tori Spelling.

Perry estaba interpretando actualmente un personaje secundario en la serie de CW “Riverdale” y no había sido anunciado dentro del grupo que estaría de regreso.

Luke también tenía un papel en “Once Upon a Time in Hollywood”, la nueva cinta de Quentin Tarantino.

De acuerdo con el portal especializado TMZ, el actor había acordado aparecer en la serie como invitado, pero no podía tener otro papel por su compromiso “Riverdale”.

El actor participó en filmes como “Buffy the Vampire Slayer”, “8 Seconds” o “The Fifth Element”, murió en el hospital St. Joseph, de Burbank,  rodeado de su familia.

En un comunicado, la familia agradeció “las enormes muestras de apoyo y las oraciones ofrecidas a Luke desde todo el mundo. Ahora solicitan respetuosamente privacidad en este momento de gran duelo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here