Un reporte de la cadena deportiva ESPN en Estados Unidos afirma que una aficionada al beisbol que acudió al estadio de los Dodgers de los Ángeles el 25 de agosto de 2018 y recibió accidentalmente un pelotazo, murió 4 días después a consecuencia del impacto en la cabeza

La muerte de Linda Goldbloom, de 79 años de edad, fue dada a conocer 5 meses después en el programa de televisión Outside the Lines, de ESPN, donde se dijo que la anciana fue golpeada por una pelota de foul durante un juego entre Dodgers y Padres de San Diego, en el Dodger Stadium.

La mujer dejó de existir en el hospital el día 29 según el informe del forense, que explicó que una “hemorragia intracraneal aguda debida a antecedentes de traumatismo por fuerza brusca” como causa de la muerte.

ESPN dijo que Goldbloom había asistido al juego con su esposo, Erwin, para celebrar su 59 aniversario de boda.

Se trata de la primera vez en 50 años que se produce una muerte por este tipo de accidente en las Grandes Ligas y no hubo ningún comentario de la directiva de los Dodgers no realizaron en ese entonces.

Declararon ahora a ESPN que “nos sentimos profundamente tristes por este trágico accidente y el fallecimiento de la señora Goldbloom. El asunto se resolvió entre los Dodgers y la familia Goldbloom”.

La última muerte data de 1970, también en el Dodger Stadium, cuando un niño de 14 años fue golpeado por una bola de foul.

Durante los últimos años, los equipos de la Major League Baseball de Estados Unidos han expandido el uso de redes de protección alrededor del terreno de juego para proteger a los espectadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here