El escándalo en Brasil derivado de nuevas revelaciones sobre el caso del expresidente Luis Inácio Da Silva y su encarcelamiento, llevaron a la Corregiduría del Consejo Nacional del Ministerio Público de Brasil a abrir una investigación sobre la conducta de los fiscales del caso Lava Jato.

Las recientes filtraciones expusieron una presunta acción concertada de los fiscales con el exjuez Sérgio Moro para encarcelar al expresidente, toda vez que la repercusión nacional demanda la actuación de la Corregiduría, como órgano responsable de controlar la conducta de los fiscales.

La orden dictada por el corregidor Orlando Rochadel Moreira, señala que “la imagen social del Ministerio Público debe ser resguardada y la sociedad debe tener plena convicción de que los miembros del Ministerio Público se atienen a la plena legalidad, manteniendo la imparcialidad y relaciones impersonales con los demás poderes constituidos”,.

Con esto, el jefe de los fiscales del caso Lava Jato, Deltan Dallagnol, y los demás integrantes de ese grupo de tareas tienen 10 días para entregar las informaciones requeridas por la Corregiduría.

Rochadel apuntó que “sin adelantar ningún juicio de valor, se observa que el contexto indicado muestra un eventual desvío de conducta de los miembros del Ministerio Público Federal que, en teoría, podría caracterizar una falta funcional”.

La decisión se produce después de que el medio digital The Intercept Brasil publicara conversaciones privadas entre el fiscal y el juez Sérgio Moro que evidencian la colaboración entre ambos para perjudicar al expresidente.

Moro, hoy ministro de Justicia del gobierno de Jair Bolsonaro, condenó a Lula en primera instancia, decisión que obstaculizó la carrera electoral del izquierdista hacia la presidencia.

El máximo tribunal de Brasil decidió por su parte reanudar el debate sobre un pedido de liberación de Luiz Inacio da Silva. La segunda corte del Supremo Tribunal Federal colocó en su agenda de este martes el juzgamiento del “habeas corpus”, luego de que Gilmar Méndes,uno de sus 5 jueces liberara la causa para que continúe su examen.

Mendes decidirá además debatir el 25 de junio otro recurso de los abogados de Lula en el que cuestionan la imparcialidad del exjuez Sergio Moro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here