Luego del paso del ciclón Idai, que dejó a su paso muerte y destrucción, se estima que unos 2,8 millones de personas afectadas por el meteoro en Mozambique, Zimbabue y Malaui esperan ayuda de organismos internacionales.

Mientras tanto, los servicios de emergencia, que continúan las labores de rescate.

Idai azotó a esos países la semana pasada matando a por lo menos 500 personas de acuerdo con las cifras oficiales, aunque se teme que la cifra sea mucho mayor a medida que los equipos de rescate lleguen a zonas que llevan días bajo el agua.

Las labores son arduas al tiempo que gran parte del territorio afectado continúa inundado y decenas de miles de personas esperan en refugios la ayuda del exterior.

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU hizo pública sus estimaciones del número total de damnificados que ha dejado el desastre natural, considerado sin precedentes en el continente: 200 mil personas que necesitan asistencia urgente durante los próximos tres meses en Zimbabue, además de 920 mil personas en Malaui.

En Mozambique, el organismo de naciones Unidas estima unos 600 mil damnificados, pero prevé que subirá hasta a 1,7 millones en las zonas arrasadas por las inundaciones.

Mozambique, donde el ciclón tocó tierra hace una semana, es el país más afectado y donde más muertos se han confirmado con 259, según autoridades locales. Sin embargo, la cifra es provisional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here