La falta de agua ha llevado al empresario Abdulla Alshehi  a planear el remolque de un pequeño iceberg antártico a Ciudad del Cabo en Sudáfrica o Perth  en Australia como prueba de un proyecto para trasladar un bloque de hielo de dimensiones mayores hasta las costas de los Emiratos Árabes Unidos.

De acuerdo con Euronews la iniciativa, valorada en unos 150 millones de dólares, tiene el objetivo de abastecer de agua dulce y potable a un millón de habitantes de una de las regiones más áridas del planeta por un periodo de hasta cinco años.

La idea podría derivar incluso en un posible cambio climático favorable a largo plazo, y Alshehi plantea seleccionar un iceberg de 2 kilómetros de largo por 500 metros de ancho en las cercanías de la isla de Heard en la Antártida, para arrastrarlo cerca de 8 mil 800 kilómetros con ayuda de barcos remolcadores hasta las costas del emirato de Fuyaira, en el golfo de Omán.

El promedio de precipitaciones en la región costera de los Emiratos Árabes Unidos es de apenas 120 milímetros al año y el país podría enfrentar una sequía en los próximos 25 años, debido al ritmo de consumo de agua.

Para Alshehi, su idea ofrece una solución más ecológica y económicamente más viable a este problema, en comparación con el filtrado de agua marina, ya que “ será más barato traer estos icebergs que usar agua desalinizada”  pues las plantas desalinizadoras 2requieren de enormes inversiones y significan el bombeo de gigantescas cantidades de agua hacia el golfo, matando peces y la vida marina”.

Cuando el bloque llegue a destino tras perder hasta 30 % de su masa por el camino, los especialistas locales comenzarán a recolectar el agua derretida.

La falta de agua ha llevado al empresario Abdulla Alshehi  a planear el remolque de un pequeño iceberg antártico a Ciudad del Cabo en Sudáfrica o Perth  en Australia como prueba de un proyecto para trasladar un bloque de hielo de dimensiones mayores hasta las costas de los Emiratos Árabes Unidos.

De acuerdo con Euronews la iniciativa, valorada en unos 150 millones de dólares, tiene el objetivo de abastecer de agua dulce y potable a un millón de habitantes de una de las regiones más áridas del planeta por un periodo de hasta cinco años.

La idea podría derivar incluso en un posible cambio climático favorable a largo plazo, y Alshehi plantea seleccionar un iceberg de 2 kilómetros de largo por 500 metros de ancho en las cercanías de la isla de Heard en la Antártida, para arrastrarlo cerca de 8 mil 800 kilómetros con ayuda de barcos remolcadores hasta las costas del emirato de Fuyaira, en el golfo de Omán.

El promedio de precipitaciones en la región costera de los Emiratos Árabes Unidos es de apenas 120 milímetros al año y el país podría enfrentar una sequía en los próximos 25 años, debido al ritmo de consumo de agua.

Para Alshehi, su idea ofrece una solución más ecológica y económicamente más viable a este problema, en comparación con el filtrado de agua marina, ya que “ será más barato traer estos icebergs que usar agua desalinizada”  pues las plantas desalinizadoras 2requieren de enormes inversiones y significan el bombeo de gigantescas cantidades de agua hacia el golfo, matando peces y la vida marina”.

Cuando el bloque llegue a destino tras perder hasta 30 % de su masa por el camino, los especialistas locales comenzarán a recolectar el agua derretida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here