Los integrantes de la congregación Yetev Lev D’Satmar, comunidad judío ortodoxa que habita en Nueva York, no pudo llevar a cabo una boda en la que se estima que acudirían hasta 10 mil personas.

Pese a que declararon que la boda se planeó con “las regulaciones sobre el covid-19 en mente” y que los contrayentes y sus allegados seguirían “las directrices apropiadas”, las autoridades negaron la autorización para que se llevara a cabo.

El enlace se realizaría en Brooklyn este lunes bajo el rito judío jasídico, y ahora solo acudirán “familiares cercanos”, toda vez que los organizadores cambiaron sus planes porque las autoridades de la ciudad y el estado de Nueva York les ordenaran cancelar o posponer el evento si no tenían contemplado un máximo de 50 asistentes.

Estados Unidos es el país con más contagios y muertes en el mundo por coronavirus, en tanto que el número de fallecimientos asociados al covid-19 asciende a 219 mil 674 personas, de las cuales 33 mil 357 se encontraban en el estado de Nueva York.

La consejera especial y asesora principal del gobernador de Nueva York, Beth Garvey, dijo que esa celebración violaría la prohibición de celebrar reuniones multitudinarias, a pesar de que no tendría lugar en una zona naranja o roja por la alta transmisión del coronavirus, mientras que el secretario de la sinagoga donde la boda tendría lugar, Chaim Jacobowitz, aseguró que “los ataques injustificados a este evento, originados por quienes desacreditan a la comunidad, están desvinculados de los hechos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here