Migrantes centroamericanos lograron entrar a México desde Guatemala la mañana del sábado, pese a que para ello, debieron enfrentar a efectivos de la Guardia Nacional que los obligaron a retroceder.

Autoridades guatemaltecas aseguraron que unas 4 mil personas habían llegado al país en los últimos días procedentes de Honduras, y el gobierno mexicano dijo que ofrecería trabajo a los migrantes de la caravana que salió de San Pedro Sula, pero quienes no lo acepten no tendrán salvoconductos si desean llegar a Estados Unidos.

luego de los escarceos entre migrantes centroamericanos y fuerzas de seguridad mexicanas, estos cerraron la frontera en el cruce entre Tecún Umán, Guatemala y Ciudad Hidalgo, México. Pero más tarde, algunos grupos pequeños de integrantes de la caravana entraron a territorio mexicano.

Esta caravana migrantes es la mayor desde que el presidente Donald Trump, hizo que Guatemala, Honduras y El Salvador firmaran acuerdos migratorios para frenar el flujo de personas que buscan una vida mejor escapando de la pobreza y la violencia en América Central.

Las mujeres que llevaban niños pequeños se podían ver al frente del grupo en el puente. Más tarde, el gobierno de Guatemala emitió un comunicado diciendo que algunas personas estaban usando niños para tratar de asegurar la entrada y ofrecieron repatriar a los migrantes.

Posteriormente, muchos se retiraron hacia territorio guatemalteco para esperar la llegada de la caravana principal detrás de ellos.

Cientos de personas que entraron a Guatemala desde Honduras en los últimos días como parte de una caravana que avanza hacia la frontera mexicana, probando la determinación de México para atender la demanda de Estados Unidos de contener los flujos de migrantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here