El portal Sixthone presenta una historia en la que asegura que 11 miembros de una familia china se casaron y se divorciaron entre ellos 23 veces en un mes con el objetivo de obtener del Estado una vivienda gratuita. El hecho involucró a algunos habitantes del pueblo de Lishui, en el este del país, que se veían obligados a abandonar sus viviendas debido a las importantes obras públicas que se iban a realizar en la localidad.

Para recompensar a los ciudadanos afectados por los desalojos, el Estado anunció que otorgaría gratis el equivalente de un nuevo apartamento de 40 metros cuadrados a cualquier persona inscrita en el registro civil de la zona.

Para no perder esa oportunidad, el Sr. Pan, iniciador de la trama, contactó con su exesposa, residente del pueblo, y se volvieron a casar, con lo cual Pan obtuvo un certificado de residencia que no pierde validez después del divorcio.

Otros miembros de la familia siguieron el ejemplo y decidieron casarse entre ellos, como la exmujer del Sr. Pan, que volvió a contraer matrimonio con otro exmarido, mientras que el señor Pan volvió a casarse en menos de 15 días con su cuñada, de la que poco después se separó para unirse en matrimonio con su hermana.

Con cada miembro de la familia casándose, aumentaba el número de metros cuadrados de compensación hasta que las autoridades descubrieron el fraude al detectar que la vivienda albergaba a 13 personas, por lo cual 4 miembros de la familia fueron detenidos, mientras que los otros 7 fueron puestos en libertad bajo fianza en espera de juicio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here