El canciller Marcelo Ebrard dijo a diputados de Morena, que la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador fue la de no aceptar por ningún motivo convertir a México en un tercer país seguro; “cueste lo que cueste. Nosotros no lo vamos a hacer”.

Durante la reunión plenaria de los legisladores morenistas para definir su agenda legislativa en vísperas del inicio del período ordinario, reconoció que la relación con Estados Unidos es la más cercana y la más compleja de todas.

Ebrard señaló que “México se ha negado rotundamente (…) a convertirse en un tercer país seguro como es Canadá. Tercer país seguro significa en esencia que todas las personas que soliciten asilo para Estados Unidos (…) se queden en México y tramiten su asilo”.

Ratificó que eso es inaceptable, injusto y va en contra de los principios de la política exterior de México, por lo que se ha dicho a lo largo de estos meses que “no lo acatamos”.

Asimismo, defendió la política migratoria mexicana y precisó que se promovió el Plan de Desarrollo Integral con El Salvador, Guatemala y Honduras, a fin de generar en ocho meses 60 mil empleos con una inversión de 100 millones de dólares.

Añadió que “si Estados Unidos hiciera una inversión correspondiente al tamaño de su economía tendríamos más de un millón de empleos en esos tres países”, sostuvo.

El canciller añadió que la ratificación senatorial del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos es una señal muy clara de que México no aceptará negociaciones adicionales al texto acordado al que se llegó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here