Autoridades del memorial del antiguo y tristemente famoso campo de concentración de Buchenwald, cerca de la ciudad aleman de Weimar, hicieron un llamado a los visitantes a respetar las reglas de comportamiento en el territorio del monumento.

Especialmente piden no usar trineos sobre las tumbas, y que “los visitantes del complejo conmemorativo se comporten de manera adecuada a la dignidad del lugar”.

El comunicado dice que “no podemos tolerar violaciones de las regulaciones para visitantes en este lugar. En particular, informamos de casos de alteraciones de la paz de los muertos con actividades de deportes de invierno cerca del complejo de tumbas”.

Jens-Christian Wagner, director de la Fundación de los Memoriales de Buchenwald y Mittelbau-Dora, lamentó en entrevista con Fer Soiegwl el comportamiento de los excursionistas.

Dijo que “un fin de semana todo el parqueadero estaba ocupado, pero no por visitantes del monumento, sino por entusiastas de los deportes de invierno. “Encontramos algunas huellas de trineos en las tumbas”

Wagner subrayó que no es la primera vez que ocurren incidentes. Anteriormente, varios visitantes pasaban con perros en el territorio, y una vez una mujer acudió con música para hacer ejercicios por lo que la fundación decidió reforzar la seguridad.

El campo de concentración de Buchenwald albergó a unas 280 mil personas entre 1937 y 1945, siendo uno de los más grandes en Alemania, y en el cual murieron más de 56 mil personas por torturas, experimentos médicos, ejecuciones y condiciones de vida infrahumanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here