De acuerdo con el Índice de Paz México 2019, Sinaloa se encuentra entre los estados con mayor mejoría en el nivel de paz, reflejando una disminución de 35% en su tasa de homicidios, lo que representa la segunda mayor reducción en México, después de Baja California Sur.

Los datos del IPM 2019 indican que Sinaloa tuvo una mejora gracias a la estrategia implementada en 2017 por el Programa Sectorial de Seguridad Pública 2017-2021, el cual identifica las principales amenazas de la actividad delictiva para el Estado y obtiene información georreferenciada para diseñar estrategias de prevención dirigidas a proteger a la población.

Estas mejora son el resultado de los esfuerzos en  el estado para reducir la delincuencia mediante acciones como un cambio institucional multisectorial y una mayor participación de la sociedad para prevenir y mitigar el delito.

Al respecto de estas mejoras, Carlos Juárez, director en México del Instituto para la Economía y la Paz, dijo: “comunidad, gobierno e iniciativa privada están unidos en Sinaloa, lo que les permite un buen resultado en su trabajo conjunto”.

En este contexto, los medios se han sumado a la estrategia de privilegiar información que impulsa la cultura de la paz, en lugar de difundir actos de violencia.

Dentro de los trabajos multisectoriales se estableció crear zonas estratégicas de operación para impulsar la cooperación entre las policías a nivel estatal y municipal, contando con la participación ciudadana para desalentar la actividad delictiva, de hecho se detectan niveles menores de corrupción.

El trabajo de los cuerpos de seguridad en el estado ha contribuido en la reducción de los índices de delitos y del combate a la corrupción; sin embargo, esta labor para mejorar la seguridad y la reconstrucción del tejido social se ha traducido en algunas bajas de jefes policiacos.

Estas acciones orientadas a aminorar riesgos, derivaron en la recuperación de Sinaloa en el ranking del IPM 2019 que lo colocó en el lugar número 22 de todo el país, lo que representó una mejora de 5 posiciones respecto al IPM 2018; mientras que desde 2015, año en que el IPM hizo la primera calificación del estado, escaló 8 posiciones.

El impacto de la violencia 2019 fue de 135,822.6 millones de pesos, lo que significa un impacto per cápita de 36,944 pesos por ciudadano y equivale al 24% del PIB del estado, señala el IPM 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here