Los organizadores del World Economic Forum intentan dejar atrás la imagen de millonarios y estrellas de todo el mundo llegando cada mes de enero en jet privado a la exclusiva estación de esquí de los Alpes suizos. Suponen que acciones cosméticas borrarían la desigualdad que hay en el planeta

Para muestra, un botón: para ser miembro o socio del WEF hay que desembolsar entre 55 mil y 550 mil euros, y el evento esatá a cargo de una organización privada con sede en Suiza que decide quién puede ir a Davos.

De cualquier forma, este 2020, el Foro cumple 50 años de vida y los organizadores  invitaron a jóvenes activistas como la sueca Greta Thunberg o el estadounidense Micah White, uno de los fundadores del movimiento Occupy Wall Street.

White  ya respondió y dijo que reconoció que su participación podría ser “un suicidio” para su reputación pero que apuesta por la “difícil alianza” entre los activistas y la élite.

Desde que en 1971 el economista alemán Klaus Schwab organizó el primer foro en Davos, la población del mundo pasó de 3 mil 700 a 7 mil 700 millones de personas, de las que más de la mitad usan internet. Schwab, de 81 años,  todavía no ha elegido sucesor

Así que a medio siglo de su creación, este Foro de eminencias no ha podido generar un orden mundial más equitativo y sano, mientras que el planeta a sido testigo de hechos como el fin de la Guerra Fría, el advenimiento chino, diversos movimientos sociales y culturales, y la llegada de un nuevo siglo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here