Los cuerpos de socorro habilitados en Albania luego del potente sismo de 6.4 grados que se dejó sentir la madrugada del martes, han determinado cesar en la búsqueda de sobrevivientes, porque suponen que ya no los habrá.

Esto aseguró el viernes el primer ministro, Edi Rama, y la cifra de víctimas al momento asciende a 50.

El mayor número de fallecidos se registró en la turística ciudad de Durres, con 25; seguida de la localidad de Thumana, con 23; y Kurbin, con uno. Sin embargo, 45 personas fueron rescatadas con vida.

Además, cerca de 2.000 personas resultaron heridas, según la agencia de noticias AP, mientras que Reuters precisa que son 650.

Entre las últimas víctimas halladas se encuentran una mujer abrazada a sus tres hijos, unos gemelos de 2 años y otro de 7, cuyos cuerpos fueron encontrados entre los escombros de un edificio derrumbado, explicó Rama.

El primer ministro también indicó que la catástrofe ha acabado por completo con diez familias, de las cuales la más numerosa tenía ocho miembros que murieron al derrumbarse una vivienda de cuatro plantas, también en Durres.

Esta ciudad costera del mar Adriático ha sido la mas golpeada por el terremoto, que ha causado además más de medio millar de heridos.

Rama precisó que más de 900 viviendas quedaron destruidas en Durres y en el distrito de Tirana, mientras que 78 edificios están parcialmente dañados o son inhabitables.

El jefe del Ejecutivo socialdemócrata declaró este viernes que envió cartas a muchos países para pedir ayuda económica para subsanar los daños, antes de añadir que hasta ahora se han recibido 5 millones de euros y 1,5 millones de dólares, una cantidad “insuficiente”.

Desde el terremoto del martes se han producido centenares de réplicas, que han llegado a superar magnitudes de 5 en la escala de Richter, lo que ha causado pánico entre la población. Este es el sismo más potente registrado en los Balcanes en décadas, según el ministerio de Salud albano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here