El 84,9% de las personas incluidas en una encuesta reciente en China aseguraron que su obsesión con el teléfono inteligente hizo que perdieran tiempo de comunicación con la familia, mientras el 78,9% se sintió culpable por hacerlo.

El sondeo, publicado por el periódico China Youth Daily a principios de esta semana, fue practicado a 2.004 personas, de las cuales aproximadamente el 90% consideraron que la gran dependencia de los móviles resulta un obstáculo para la comunicación personal con otros miembros de la familia.

Este sentimiento parecía ser aún más fuerte entre las personas de 30 años, la “generación de 1980”, ya que el 91,4% de ellos se quejaron del impacto del “phubbing” (palabra en inglés que describe el comportamiento de ignorar a otros individuos para mantenerse concentrado en la pantalla del teléfono).

Según el periódico, un 71% de los entrevistados expresaron su preocupación de que el uso excesivo del celular les acarreara problemas de salud, como una disminución de la visión y dolor de cuello. (Xinhua)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here