Una investigación dada a conocer por el diario The New York Times revela que las declaraciones de impuestos que Donald Trump ha buscado mantener lejos del escrutinio por mucho tiempo, esconden información diferente a la que le ha querido dar a los estadounidenses.

La publicación analizó las declaraciones de impuestos de las últimas dos décadas del ahora presidente, y advierte que el mandatario solo pagó 750 dólares en impuestos federales en 2016 cuando llegó al poder, y que pagó la misma cantidad en 2017, nada que ver con la riqueza de un sujeto con muchas empresas y que presume ser una persona acaudalada.

La investigación del NYT indica que Trump evadió sus pagos de impuestos sobre la renta en 10 de los últimos 15 años porque reportó millonarias pérdidas a través de sus empresas.

El análisis de sus finanzas apunta que Trump afronta cientos de millones de dólares de deuda con fecha de vencimiento, que en algún momento se comprometió a pagar y que podrían entrar en conflicto con sus responsabilidades como presidente.

El trabajo del diario es firmado por los periodistas Russ Buettner, Susanne Craig y Mike McIntire, y explica que Trump aseguró en 2018 que había obtenido 434,9 millones de dólares en ingresos, pero los investigadores fueron más allá y encontraron que las declaraciones de impuestos del mandatario de ese año registraron pérdidas por 47,4 millones de dólares.

Los periodistas coinciden en que Trump aprovecha su fama para hacer negocios, les saca ventaja a las pérdidas y luego evade impuestos. Explican que “sus propiedades se han convertido en bazares para recaudar dinero directamente de cabilderos, funcionarios extranjeros y otros que buscan tiempo, acceso o favores; los registros por primera vez ponen cifras precisas en dólares sobre esas transacciones”.

Trump tiene pendiente un pleito con el Servicio de Recaudación de Impuestos de Estados Unidos, que cuestiona la legitimidad de un reembolso de 72,9 millones de dólares que el mandatario reclamó y recibió de esa institución después de haber declarado enormes pérdidas. En caso de perder el litigio, el presidente tendría que pagar hasta 100 millones de dólares al fisco.

Tras la publicación, Alan Garten, abogado de la Organización Trump, respondió que “la mayoría, si no todos los hechos parecen ser inexactos” y se opuso al monto que se asegura pagó Trump en impuestos. Por su parte, el presidente Trump dijo que se trataban de “noticias falsas” y que los periodistas de The New York Times inventaron todo: “pagué impuestos, lo verán pronto con mis declaraciones de impuestos. Están bajo auditoría. Han estado bajo auditoría durante mucho tiempo”, declaró.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here