Cumplieron,  y este viernes, decenas de miles de personas marcharon por las calles de Madrid para exigir a los participantes de la Cumbre sobre el cambio climático conocida como COP25, acciones urgentes para hacer frente a la crisis del medio ambiente.

Bajo el lema “el mundo despertó ante la emergencia climática”, activistas de todo el mundo atravesaban Madrid, en una ruta de 5 km por las principales avenidas de la ciudad.

De acuerdo con los organizadores de esta gran movilización, se estima que medio millón de personas participaron en la marcha, a la que se sumó de la joven activista sueca, Greta Thunberg.

La nórdica llegó hace unas horas a la capital española y apareció en la marcha pero no por mucho tiempo, ya que debió dejarla ante la imposibilidad de avanzar

Rodeada de una multitud de simpatizantes y periodistas, la joven símbolo de la lucha medioambiental desde 2018 por su “huelga escolar” que catalizó un movimiento mundial, acompañó por un rato la marcha pero debió abandonarla ante la imposibilidad de avanzar.

“La policía dice que no puedo continuar así, lo siento, hay problemas de seguridad, hay mucha gente”, se excusó la activista sueca, antes de montarse en un automóvil eléctrico, según mostraron videos de medios locales.

“No podemos esperar más” porque “la gente está sufriendo y muriendo por la emergencia climática y ecológica”, dijo Greta Thunberg en una conferencia de prensa antes de la movilización.

La joven de 16 años, llegó a Madrid en tren desde Lisboa tras cruzar el Atlántico en un catamarán por su rechazo a usar aviones por el impacto climático, y dijo esperar que la conferencia anual de la ONU, la COP25, “alcance cosas concretas”. (efe)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here