La agencia calificadora Fitch aseguró que México mantiene un enfoque de disciplina fiscal en medio de una desaceleración económica, luego de que el gobierno revelara su plan de recortar el gasto ante una menor producción petrolera y un crecimiento más bajo al previsto para 2019.

La secretaría de Hacienda redujo su previsión de expansión del crecimiento económico del 2019 a un rango de 1.1 a 2.1%, desde  un rango previo de 1.5 a 2.5%, y de un rango de 1.4 a 2.4% para 2020, según los precriterios macroeconómicos enviados al Congreso el lunes.

De acuerdo con la calificadora, “el gobierno mantiene una postura fiscal disciplinada a pesar de la perspectiva macroeconómica más débil y a una producción de petróleo menor que la esperada”.

La producción de crudo promediaría este año 1.78 millones de barriles por día, menos que los 1.84 millones presupuestados.

Pese al panorama incierto nublado para la economía mexicana, Fitch destacó que Hacienda mantuvo en 1% su meta de superávit primario e, incluso, la mejoró a 1.3% desde 1.1% para 2020, cuando prevé un déficit de 2.1% en el sector público.

Fitch apunta que “para lograr este objetivo en medio del debilitamiento de los ingresos, el gobierno ahora apunta a una reducción del 0.5% del PIB en el gasto en relación con el presupuesto aprobado”.

Para la calificadora, sigue siendo incierto cuáles gastos podría recortar la administración actual para alcanzar sus objetivos de superávit primario y de déficit, aunque recordó que el partido de gobierno tiene mayoría en ambas cámaras del Congreso.

La agencia advirtió que “el compromiso con la disciplina fiscal podría ser puesto a prueba cuando se propongan e implementen recortes de gastos específicos”, debido en parte a que se estima una caída a 23.3% del PIB en el gasto del sector público no financiero este año, el nivel más bajo desde 2008.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here