La investigación contra el icónico futbolista, técnico y directivo del fútbol alemán, Franz Beckenbauer, en relación con la sede del Mundial de fútbol 2096, fueron archivadas.

Esto determinaron jueces de ética de la FIFA, toda vez que venció el plazo de prescripción, de acuerdo con el organismo rector del fútbol mundial.

El llamado “Kaiser” junto con otros directivos alemanes que trabajaron en la organización de la Copa Mundial de 2006 eran investigados desde 2016 por la comisión de ética.

El código de ética de la FIFA no tenía plazos de prescripción hasta que hubo un cambio en las reglas en 2018 para añadir un límite de 10 años.

La investigación buscó rastrear presuntos pagos entre los organizadores del Mundial de Alemania, la FIFA y el dirigente catarí Mohamed bin Hammam.

“Las acciones del señor Beckenbauer se relacionaron y se limitan a un soborno al señor Bin Hammam, que se hizo efectivo en 2002″, dijeron los jueces de la FIFA.

La fiscalía federal de Suiza también investigó el caso, pero su proceso penal fue cerrado en abril debido al plazo de prescripción.

La investigación se puso en marcha tras la publicación de un artículo en la revista Der Spiegel en octubre de 2015, en el que se aseguró que la candidatura de Alemania manejó un fondo de 6,7 millones de euros para comprar votos.

Beckenbauer no estaba entre los acusados, amparándose por motivos de salud, aunque iba a aportar evidencia como testigo.

Los abogados de Beckenbauer aseguraron que éste no podía ser interrogado por “sufrir de una progresiva enfermedad neurodegenerativa (y) no se anticipa mejora notable”.

Esos detalles fueron presentados dentro de un certificado médico en marzo de 2020 y el cual también fue entregado a los fiscales suizos previo al juicio.

Sin embargo, los jueces de la FIFA resaltaron que Beckenbauer acudió a eventos públicos y dio entrevistas el año pasado, incluyendo eventos para celebrar los 30 años desde que como técnico llevó a Alemania Occidental a la consagración en el Mundial de Italia 1990.

“Su condición médica no le impidió acudir a eventos, viajar a países extranjeros (pese a la pandemia de COVID), posar para fotos, pronunciar discursos y conceder al menos tres entrevistas”, dijeron los jueces de la FIFA en su fallo.

Beckenbauer fue el primer jugador en ganar la Copa del Mundo como capitán y técnico. Alzó el trofeo en 1974, cuando los alemanes también fueron anfitriones y volvió a hacerlo en Italia 1990.

Beckenbauer también declinó acudir a 3 entrevistas con los investigadores de las FIFA al aducir que se había sometido a una “cirugía de corazón abierto y que sufre de varias condiciones médicas”. (AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here