Medios locales dieron a conocer que Malasia perdió el fin de semana a su último rinoceronte de Sumatra, luego de la muerte de la hembra Iman en la reserva de vida silvestre de Tabin, en el estado de Sabah, ubicado en la isla de Borneo.

La ministra de Turismo, Cultura y Ambiente, Datuk Christina Liew, confirmó que el animal tuvo una muerte natural luego de 25 años de vida y de que sufría de fuertes dolores por un cáncer que se le había extendido.

En los últimos días, Imán fue objeto tan solo de tratamientos paliativos, ya que no se podía hacer más.

Se sabía que Iman tenía tumores uterinos desde que fue capturada en marzo de 2014 y en varias ocasiones estuvo al borde de la muerte, pero recibió excelentes cuidadso de los especialistas de la reserva que la atendían y velaban para que recuperara su salud.

También se obtuvieron sus óvulos en aras de preservar la especie, y su muerte se produce casi 6 meses después de la muerte del último ejemplar macho de la especie en el país asiático víctima de disfunciones renales y hepáticas.

Se estima que quedan en el mundo entre 30 y 80 rinocerontes de Sumatra, en su mayoría en la isla del mismo nombre ubicada en Indonesia, y en la parte indonesia de la isla de Borneo.

La especie fue declarada desaparecida de la naturaleza en  Malasia en 2015 y el  Fondo Mundial para la Naturaleza la considera en peligro crítico de extinción.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here