El presidente venezolano Nicolás Maduro, acusó al dirigente opositor  y autoproclamado interino, Juan Guaidó de haber dirigido un plan para asesinarlo.

En un mitin celebrado en caracas, el todavía mandatario señaló que “al títere diabólico le acabamos de desmantelar un plan que dirigía él personalmente, para matarme”.

Dos meses después de que se produjera la autoproclamación de Guaidó como presidente interino del país, maduro advirtió que “no nos temblará el pulso para que estos malandros vayan a la cárcel”, calificando de paso de “grupo terrorista” a Voluntad Popular, el partido de Guaidó.

Mencionó que hay fondos venezolanos bloqueados por Washington que fueron entregados a Guaidó para financiar el supuesto complot, que de acuerdo con el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, incluía “asesinatos selectivos” y “sabotajes” a servicios públicos.

El gobierno señala como “organizador” a Roberto Marrero, jefe de despacho de Guaidó, detenido el pasado jueves por el servicio de inteligencia, y aseguró que un “jefe paramilitar” colombiano fue capturado en Venezuela.

Guaidó afirmó que no se dejará intimidar, refiriéndose a la captura de Marrero, y durante un mítin en la ciudad de Barcelona, expresó que “estamos en la calle y no nos van a intimidar”.

Rodríguez denunció que la trama preveía el envío de “sicarios” a Venezuela desde El Salvador, Guatemala y Honduras, con apoyo del presidente colombiano Iván Duque.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here