La pobreza en Argentina abarca ya a 33.6% de la población urbana, lo que representa a 13,6 millones de personas, de acuerdo con un estudio del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica.

De hecho, es ya el nivel más alto de la década, superior aún a los registros de 2014 y 2016. En el último año la pobreza subió más de 5%, es decir 2,2 millones de personas se volvieron pobres durante este 2018.

De acuerdo con el economista argentino, Jorge Castro, este incremento se debe a la”relación directa entre el nivel inflacionario y nivel de pobreza”. “Es resultado directo del alza de precios en el país a partir del mes de abril de este año, cuando la devaluación de más de 40% que experimentó el peso argentino respecto al dólar provocó 5 puntos de aumento en el nivel de pobreza del país”.

El mayor salto y el índice más alto de pobreza e indigencia afecta a los menores de 17 años, toda vez que subió del 44 al 51,7%.

Asimismo, hay 931 mil 700 nuevos niños pobres, totalizando 6 millones 255 mil infantes que viven en hogares sin ingresos para asegurar una alimentación básica.

Si se analiza la información por regiones, el conurbano de Buenos Aires es el más afectado,con el 43,4 % de la población, y para el  economista, se debe a que “la pobreza en la Argentina es un fenómeno esencialmente urbano, no rural”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here