El presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo esta mañana de martes que los sabotajes contra el sistema de oleoductos de Pemex perpetrados por bandas que ejecutan el robo de combustibles continúan y se han concentrado en el centro del país

Asimismo, en su conferencia mañanera de hoy, comentó que su administración podría comprar hasta 500 pipas para abastecer la gasolina que se consume en el Valle de México, transporte que se adquiriría con los recursos que se ahorran gracias al combate al robo se combustibles.

También señaló que otra acción para regularizar el abasto de gasolina es hablar con los concesionarios de las 3 mil estaciones que tienen permisos para importar gasolinas, pues importan 40 mil barriles diarios, una cantidad mínima del total de hidrocarburo que se necesita.

De igual forma, expresó que “siguen con actos de sabotaje quienes mantenían este negocio ilícito, siguen rompiendo los ductos y ayer hicieron precisamente eso, romper ductos con actos de sabotaje”

El presidente precisó que “nos sacaron de operación algunos ductos, salió de operación el que va del puerto de Tuxpan hacia la terminal de Azcapotzalco, y se está actuando con rapidez para repararlos”, en lo que constituye el quinto acto de sabotaje en ese ducto, en el cual habrá mayor vigilancia de personal del Ejército y la Marina.

López Obrador anunció que él mismo recorrerá esa ruta la semana entrante para informar a la gente de las acciones tomadas y pedir el apoyo para que no colaboren con los ladrones de combustible a los que calificó de “traviesos”, toda vez que promovían la venta de huachicol en la carretera a Puebla usando focos.

El mandatario denunció que “cuando se estaba construyendo el aeropuerto en Texcoco, en el Lago, había depósitos de combustible robado en la obra”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here