El autoproclamado presidente Venezuela, Juan Guaidó, arribó este lunes al aeropuerto internacional Simón Bolívar, en Maiquetía, estado de Vargas, donde fue recibido por representantes diplomáticos de distintos países, desafiando la orden de arraigo que le impuso la Justicia de su país.

Guaidó no tuvo problemas con los controles de seguridad y declaró a su arribo a suelo venezolano que “sabemos los riesgos a los que nos enfrentamos, eso nunca nos ha detenido. Seguimos en la calle, seguimos movilizados”.

Entre gritos de sus seguidores, el líder del parlamento opositor a Nicolás Maduro aseguró que “aquí en Venezuela, estamos más fuertes”, y abordó una camioneta para dirigirse a la plaza Alfredo Sadel, donde se sumó a las movilizaciones convocadas para este lunes.

Más tarde, subió a su cuenta de Twitter en un mensaje que rezaba: “¡Ya en nuestra tierra amada! ¡Venezuela, acabamos de pasar migración y nos movilizaremos a donde está nuestro pueblo!”.

Por otro lado, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, advirtió que si la seguridad del líder opositor venezolano se ve en riesgo, habrá  “respuesta rápida”.

Pence dijo en su cuenta de Twitter que “cualquier amenaza, violencia o intimidación contra él no va ser tolerada y se va a encontrar con una respuesta rápida”, ante  el temor que existía ante una eventual detención del político venezolano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here