Había mejorado cada vez más su juego, luego de años de crisis, personal, física, emocional y profesional, pero pocos pensaron que lo conseguiría .

El norteamericano  Tiger Woods ha logrado este domingo su victoria número  15  de torneos de Grand Slam en su carrera al llevarse el Masters de Augusta.

Un triunfo celebrado por todos, hasta de sus detractores.

El ex número l del mundo volvió a ganar, cosa que no sucedía desde 2008, dejando en la pizarra un score de 13 bajo par, un golpe menos que el estadounidense Brooks Koepka, que terminó con 12 bajo par.

El italiano Francesco Molinari, quien llegó al último día del Masters con la ventaja, concluyó con 11 bajo par.

Tiger Woods renació, acompañado por su madre, sus hijos, su novia y su cadi, y festejo esta victoria como si hubiese sido la primera de su vida. 

De alguna forma lo es, en la segunda etapa de su vida.

Woods va en pos de la marca impuesta por el “Oso Dorado”, Jack Nicklaus, con 18 torneos de Grand Slam ganados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here