La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y el director del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, Jorge Salas Hernández, hicieron un llamado a la población para que refuerce cuidados en su salud durante temporada invernal, principalmente en adultos mayores, niñas, niños y personas con afección crónica, a fin de evitar enfermedades respiratorias como influenza, neumonías atípicas y Coronavirus.

El doctor Salas Hernández informó que las hospitalizaciones de pacientes graves con COVID-19 en nosocomios de especialidad y alta especialidad siguen en aumento y personal de salud trabaja arduamente para atenderlos, pero es necesario que la población tenga cuidados especiales durante el invierno para evitar enfermedades, contribuya quedándose en casa, siga las medidas sanitarias personales y evite reuniones o fiestas.

Reiteró que “hay que usar cubrebocas, quedarse en casa, favorecer la Sana Distancia, el lavado de manos con agua y jabón, con gel-alcohol. Si esto lo podemos hacer, seguramente vamos a tener mejores resultados.”

Recordó que estamos en temporada invernal y en este momento “no solo es COVID, sino es una temporada en la que de acuerdo con los otros años, también hay influenza, que en este momento está controlada, pero hay otras infecciones respiratorias por diferentes virus”.

Explicó que en casos de COVID-19 asociados a neumonías atípicas, derivan en complicaciones graves en pacientes hospitalizados, ya que se presenta una inflamación de los pulmones e impide una adecuada función de la respiración y una disminución importante de la oxigenación en la sangre, lo que compromete la función de todos los órganos del cuerpo.

Salas Hernández, comentó que cuando un paciente requiere intubación, se encuentra sedado mientras el ventilador realiza funciones de un pulmón, y así se deberá mantener en tanto se estabiliza la función respiratoria o descontroles que haya presentado su cuerpo y pueden poner su vida en riesgo, principalmente asociados a enfermedades crónicas, cardiacas, respiratorias, diabetes mellitus e hipertensión.

Destacó que la coordinación del INER con la Secretaría de Salud capitalina ha sido fundamental para brindar atención médica a las personas que más lo necesitan, e hizo un reconocimiento al personal de salud, técnicos de laboratorio, imagenología, Rayos X, terapia respiratoria, camilleros, personal de lavandería, de alimentación, de vigilancia y administrativo, entre otros, que laboran en los nosocomios públicos de la Ciudad de México, ya que su esfuerzo ha permitido salvar vidas durante la emergencia sanitaria.

“Hoy repetidamente se ha estado invitando a quedarse en casa. No es el momento, a pesar de las fechas, no es el momento de reuniones familiares, de reuniones con amigos, es mejor conservar la salud, es mejor conservar la vida y habrá momentos para poder tener este tipo de reuniones cuando las condiciones así lo puedan favorecer”, dijo.

Salas Hernández detalló que el INER fue reconvertido a Hospital COVID-19 para recibir exclusivamente a pacientes con síntomas graves o muy graves de la enfermedad y a la fecha, se han atendido a cerca de mil 100 personas.

Actualmente, cuenta con una plantilla laboral de 3 mil 486 trabajadores en el lugar dedicados a la atención de COVID-19; tiene 170 camas de hospitalización (113 pacientes se encuentran intubados).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here