La Coparmex capitalina envió sus mejores deseos de pronta recuperación a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, y aprovechó el mensaje para buscar hacer un ejercicio de reflexión y conciencia ante la grave situación que la pandemia por el nuevo coronavirus obliga a enfrentar.

Recuerda la patronal que Jefa de Gobierno informó el pasado viernes que por décima octava semana consecutiva la Ciudad de México se mantendría en semáforo naranja, y que se mostró muy preocupada porque ante un posible aumento de los contagios y hospitalizaciones, el Gobierno de la Ciudad tendría que decretar un retorno a semáforo rojo.

Esto implicaría restringir de nuevo las actividades sociales y económicas no esenciales, lo cual sería un duro golpe a la salud y a la economía de las familias.

Los empresarios consideran que se nos olvidó que apenas hace 6 meses la Ciudad tuvo que cerrar todo tipo de actividad económica no esencial y le pidió a la gente confinarse voluntariamente en casa para cortar la ruta de los contagios, cosa que costó a la capital que más de 200 mil establecimientos pausaran actividades y más de 2 millones y medio de trabajadores pararan labores.

Como consecuencia de esto, se estima un impacto en la caída del PIB de la Capital de más del 10 por ciento.

Coparmex local señala que la Ciudad de México ha sido duramente golpeada por el número de contagios y muertes provocadas por el Covid-19 y también por la pérdida de empleos formales, los cuales ya se cuentan en más de 220 mil en todo el año.

Prácticamente el 90% de la actividad productiva está basada en actividades de servicios, por tal motivo un nuevo cierre de actividades colocaría al borde de la muerte a miles de empresas y empleos.

Se pregunta la patronal si se quiere llegar de nuevo a esa situación, y reiteró que es necesario romper el falso dilema entre cuidar la salud o cuidar la economía, pues ambas cosas son fundamentales. Por ello llama a los capitalinos para que actuar con sentido de responsabilidad y solidaridad para acatar las medidas de seguridad y sana distancia, y a hacer uso razonable de actividades públicas, lo que implica usar cubrebocas en todo momento, resguardarnos en casa, limitar los traslados a los estrictamente necesarios y evitar reuniones sociales innecesarias.

Agrega que la mayoría de los contagios no se están dando en negocios y empresas, y que están aumentando por la falta de conciencia y responsabilidad ciudadana. Por ello, es importante insistir en que la actividad empresarial debe continuar con altos niveles de seguridad y exigiendo que la autoridad obligue a todos al cumplimiento de las normas y protocolos establecidos.

Como sociedad debemos entender que la realidad obliga a cambiar, y que en muchos casos implicará dejar de hacer actividades que antes eran parte de la idiosincrasia nacional y local, como sucede con el próximo Día de Muertos y las festividades navideñas y de fin de año.

Finalizan los empresarios mencionando que llevamos 18 semanas en semáforo naranja y hay que cuidarnos entre todos para intentar pasar a semáforo amarillo en los próximos 15 días, avanzando en la disminución de los contagios y en la recuperación económica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here