La orden para la retirada de las tropas estadounidenses de Siria ya está firmada, luego que el presidente, Donald Trump, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, acordaran prevenir un vacío de poder a raíz de la medida.

El anuncio de que las tropas estadounidenses abandonarían el país destruido por años de guerra civil donde fueron desplegadas para apoyar en la guerra contra el  Estado Islámico, sorprendió a los aliados globales de Washington.

Turquía está satisfecha con la decisión del presidente Trump sobre Siria, país donde ahora tendrá rienda suelta para atacar a los combatientes kurdos aliados de Estados Unidos, clave en la guerra contra el Estado Islámico, pero que Turquía considera terroristas.

El gobierno turco dijo en un comunicado que los 2 presidentes hablaron el domingo por teléfono y “acordaron asegurar la coordinación militar, diplomática y en otras áreas para evitar un eventual vacío de poder (…) tras el retiro y la fase de transición en Siria”

Horas antes, Trump había dicho en su cuenta de Twitter que él y Erdogan hablaron sobre el Estado Islámico, la participación de ambos países en Siria y la “retirada lenta y extremadamente coordinada de las tropas estadounidenses de la zona”.

Erdogan tuiteó poco después que los dos líderes acordaron “aumentar la coordinación en muchos temas, incluidas las relaciones comerciales y los desarrollos en Siria”, calificando el llamado como “productivo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here