Este martes trascendió que los 166 ciclistas que participan en el Tour de Francia fueron autorizados a participar en etapa 10 que se disputó este martes tras superar pruebas de detección del COVID-19.

Los organizadores realizaron unos 650 tests en los 2 últimos días tanto a ciclistas como a miembros de los equipos. La mayoría de los deportistas pasaron la prueba en la primera jornada de descanso de la competición.

En cambio, el director del Tour tendrá que seguir la competencia por televisión durante una semana: se trata de Christian Prudhomme, quien dio positivo en la prueba de Covid-19 y es sustituido en la prueba por François Lemarchand, por lo que retomará su lugar el lunes venidero

El director se hizo pruebas en tres ocasiones durante el mes de agosto y siempre con un resultado negativo. “Según las explicaciones que me han dado, acabo de ser contagiado”, dijo Prudhomme

La carrera sigue todos los protocolos de seguridad, incluyendo controles obligatorios a deportistas y equipos en los días de descanso. Todos los participantes se habían sometido a pruebas antes de tomar la salida en Niza y desde entonces viven en una burbuja, sin contacto con aficionados ni patrocinadores que suelen estar omnipresentes en las tres semanas de carrera.

Luego de que 4 empleados del equipo belga Lotto-Soudal fueran enviados a sus casas tras resultados anormales en los tests de coronavirus en la víspera del inicio de la competición, el Tour se ha disputado sin más incidentes relacionados con la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here