El diario inglés The Mirror dio cuenta el fin de semana del caso de un encargado de la limpieza, que encontró 300 mil libras esterlinas (casi 400 mil dólares) en un autobús en Londres…y optó por entregar el dinero a la Policía

El dinero se hallaba dentro de un sobre que algún pasajero distraído olvidó, y el empleado de la compañía de servicios de limpieza Cordant, cuya identidad no ha sido revelada, decidió algo que quizás pocos, muy pocos hubieran hecho: devolver el sobre con el dinero, hasta el último penique, la Policía Metropolitana.

El director de Cordant, Guy Pakenham, dijo que sus trabajadores “no parecen estar perturbados por nada” pese a “las cosas repugnantes de las que tienen que deshacerse cuando limpian autobuses en todo el Reino Unido”.

Aun cuando el personal de limpieza está capacitado y equipado para hacer frente a toda clase de riesgos, Pakenham instó a los pasajeros a que lleven consigo todas sus pertenencias “la próxima vez que defequen en el suelo de un autobús o vomiten sus propios dientes falsos”.

Y es que este empleado modelo, aunque no faltará quienes le digan “tonto” , tuvo más suerte que sus compañeros de trabajo, quienes han llegado a encontrar objetos perdidos mucho menos atractivos que un montón de dinero.

Ejemplos: una freidora, una prueba de embarazo, juguetes sexuales, pañales usados, vómito con dientes falsos, bragas sucias e incluso una bandera con heces son solo unos ejemplos de las desagradables sorpresas con las que en ocasiones han topado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here