Un grupo de líderes religiosos brasileños presentó ante legisladores una propuesta de juicio político contra el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, señalado por “crímenes de responsabilidad” en su manejo de la pandemia de coronavirus que tiene al país en el segundo lugar mundial de contagios y muertes, superado solo por Estados Unidos.

El documento fue entregado a la Cámara de Diputados y elaborado por la Asociación Brasileña de Juristas por la Democracia, con la firma de respaldo de cerca de 400 personas de 17 movimientos evangélicos, católicos, anglicanos, luteranos, presbiterianos, batistas y metodistas.

En el escrito se afirma que las políticas de salud pública en el país han sido “severamente afectadas por la actuación criminal de Bolsonaro” y que sus acciones “atentan contra los derechos fundamentales”.

Bolsonaro es acusado de desarticular el Sistema Único de Salud, de manifestar su “desprecio” por la salud del pueblo y de confrontar “sin bases científicas” a las autoridades federales que buscaban “adoptar medidas para la protección de la población”.

Más aún, se precisa que “el presidente, en su aterradora línea de actuación, reaccionó con indescriptible falta de responsabilidad ante el grave desorden en la salud y en la economía del país”, y se afirma que desde el inicio de la pandemia, la “minimizó”, y dijo que se trataba de “una gripezinha”, al tiempo que desestimó los protocolos sanitarios establecidos por la Organización Mundial de la Salud.

El texto añade que “ante la crisis más grave de la salud pública en la historia del país y del planeta, el presidente irresponsablemente osciló entre el negacionismo, el menosprecio y el sabotaje”, por lo que apoyan el juicio político contra Bolsonaro, al que responsabilizan de llevar adelante “una nefasta política genocida” que ha causado más de 200 mil muertes en Brasil, en medio de una “situación caótica, desesperada y alarmante”.

Este es el pedido número 63 de ‘impeachment’ contra Bolsonaro presentado ante la Cámara de Diputados. Actualmente, hay 56 bajo análisis según la Secretaría general de ese organismo, y ahora corresponde al presidente de la sala, Rodrigo Maia, aceptar o no la petición, aunque anteriormente se ha negado a iniciar el proceso, argumentando que una medida de este tipo solo agravaría la crisis sanitaria en Brasil.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here