Autoridades de California analizan que unos 8 mil presos sean liberados hasta finales de agosto, buscando frenar la propagación del coronavirus en las cárceles.

Estas liberaciones se suman a las ya más de 10 mil realizadas desde mediados de marzo.

Medios locales explican que la medida podrá ser aplicada con presidiarios a los que les quede menos de un año de condena por cumplir.

De la misma manera, prohíbe la liberación de convictos que purgan condena por delitos de violencia, doméstica o de otro tipo así como a reos que las autoridades consideren peligrosos.

Ralph Díaz, secretario del Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California, apunta que estas acciones se toman para garantizar la salud y la seguridad de los presos y del personal”

Afirmó que “nuestro objetivo es implementar estas medidas de descompresión de una manera que ayude tanto a la salud pública como a la seguridad pública”.

Está posibilidad llega después de que se diera a conocer que más de un tercio de los reclusos y personal de la prisión estatal de San Quentin, en el área de la bahía de San Francisco, dieron positivo por coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here