El Pentágono dio a conocer que construirá campamentos para inmigrantes ilegales que están en proceso de deportación apoyando la petición del Departamento de Seguridad Nacional, encargado de la seguridad fronteriza y de la inmigración en Estados Unidos.

En un comunicado, el Pentágono explica que “personal militar no operará las instalaciones y solo erigirá las tiendas. Operar las instalaciones es responsabilidad del DHS”.

Asimismo, el Pentágono cederá tiendas de campaña para los campamentos, que albergarán a 7 mil 500 indocumentados adultos ya procesados por la Patrulla Fronteriza y entregados a las autoridades migratorias, y los campamentos estarán ubicados en Tornillo, Donna, Laredo, y Del Rio (Texas) y en Tucson y Yuma (Arizona), emplazamientos elegidos por el DHS.

El comunicado agrega que “este apoyo se brinda para ayudar al DHS a enfrentar la actual crisis humanitaria y de seguridad en nuestra frontera sur”.

La organización Human Rights Watch denunció a principios de mayo la creación de centros de detención con tiendas de campaña para alojar a los inmigrantes indocumentados que cruzan la frontera sur con México.

En abril pasado, la cifra de migrantes detenidos tras cruzar la frontera superó los 100.000, en su mayoría familias centroamericanas, sobre todo guatemaltecas, que solicitan asilo en Estados Unidos a su llegada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here