Un convoy de camionetas partió hacia las instalaciones de una funeraria en Hidalgo, donde personal de servicios periciales de la Procuraduría General del estado  practicarán los exámenes forenses correspondientes a varios cuerpos carbonizados levantados del lugar donde la explosión en el ducto de Pemex Tuxpan-Tula, deja hasta el momento un saldo de 67 muertos en el municipio hidalguense de Tlahuelilpan.

El Secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, dio a conocer esta mañana el fallecimiento de uno de los 76 lesionados que atendían en el hospital de Lomas Verdes del IMSS, en donde se estima que al menos 8 personas más, se encuentran en grave estado por las quemaduras sufridas, por lo que se encuentran en terapia intensiva.

El sitio donde ocurrió el siniestro dejó de mostrar la dantesca imagen de cuerpos calcinados, toda vez que antes del mediodía, quedó completamente despejado.

De acuerdo con el subsecretario de Gobernación del gobierno de Hidalgo, Juan Luis Lomelí, los cuerpos no serán entregados a particulares, sino que se aprovecharán las instalaciones de las agencias funerarias para que los especialistas inicien con la identificación de los cuerpos.

Entre los pobladores surgió la incertidumbre del destino que tendrían los fallecidos, pues dudaban que posteriormente pudieran tener una relación clara del lugar a donde fueran llevamos los cuerpos de sus familiares, cosa que generó tensión entre la comunidad y autoridades locales, pues los pobladores impidieron la salida del convoy que trasladaba los cadáveres, hasta que se les aclaró el procedimiento que se llevaría a cabo.

asimismo, los habitantes de la zona demandaron se que se abra la zanja que, según ellos, fue tapada por durante la madrugada de este sábado con maquinaria pesada y donde podrían estar probablemente más cuerpos. Las autoridades de la Procuraduría accedieron a remover la tierra en presencia de los pobladores, a fin de que fueran testigos de lo que ahí pudiera encontrarse.

El Gobierno del estado elaborará una lista de cuerpos que identificados hasta el momento como de las personas lesionadas que se encuentran en distintos hospitales de la zona. Para la identificación de un familiar, se debe iniciar una carpeta de investigación ante el Ministerio Público local y proceder a la toma de muestras genéticas que serán comparadas con los restos que hayan encontrado.

En el lugar de la explosión continúa la presencia de hidrocarburo, lo cual podría constituir un riesgo para la población, toda vez que se removerá material arrojado en la zanja por lo que las autoridades pidieron a la población que permanezca lo más alejada posible.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here