Científicos del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de la Universidad de California en San Francisco, encontraron que los traumas leves en la cabeza son una de las causas de trastornos mentales.

Los investigadores llegaron a esta conclusión tras analizar el estado de salud de 1.155 personas que habían sufrido alguna lesión de ese tipo registrada en su historial médico, además de supervisa al mismo tiempo a un grupo integrado por personas que sufrieron fracturas en brazos o piernas, pero nunca lesiones craneales.

Los resultados del estudio publicado en la revista Jama Psychiatry, mostraron que entre 3 y 6 meses después del trauma, quienes habían sufrido alguna lesión leve en la cabeza experimentaron síntomas de trastorno de estrés postraumático y depresión con más frecuencia. El 20 % reportaron problemas mentales 3 meses después de la lesión y el 21,2 % al pasar 6 meses, en tant que en el grupo de control esos casos no superaron el 8,7 % después de 3 meses y el 12,1 % tras medio año.

Los expertos vincularon esos datos con otros posibles factores de riesgo de trastorno de estrés postraumático y trastorno depresivo mayor después de una lesión, encontrando que asuntos tales como niveles más bajos de educación, la autoidentificación como afroamericanos y el historial de enfermedad mental aumentaban el riesgo.

Además, si la lesión en la cabeza había sido causada por un asalto u otro ataque violento, aumentaba el riesgo de desarrollar trastorno de estrés postraumático, aunque no un trastorno depresivo mayor. Los autores del estudio confían en que sus resultados ayudarán a los médicos a comprender la importancia de prestar especial atención a la salud mental de los pacientes muchos meses después del trauma experimentado

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here