Polémica, amada y odiada, pero siempre reconocida Irma Consuelo Cielo Serrano Castro a quien conocemos en la vida artística como Irma serrano, nació el 9 de diciembre de 1933 en Comitán de Domínguez, Chiapas, es decir, hace ya 86 años, y a quien coloquialmente se le bautizó con el mote de  «La Tigresa».

Hija de un poeta, periodista y escritor de Suchiapa y de una acaudalada mujer  dueña de varias haciendas, Irma comenzó su carrera artística como bailarina en el grupo coreográfico de la bailarina Chelo La Rué, y se adentró en el canto tras firmar con el sello Columbia Records en 1962.

Rápidamente empezó a sonar con temas como «Canción de un preso», «Prisionero de tus brazos», «El amor de la paloma» y «Nada gano con quererte» que la llevaron no solo a obtener éxito en ventas sino a obtener en 1963 el Trofeo Revelación Folklórica y el Macuilxóchitl como la Cancionista, y en 1964 el Trofeo Musa de Radiolandia

Irna Serrano se convirtió en una de los artistas rancheras más populares del momento y sus temas treparon a los 10 primeros puestos de la revista Audiomúsica: «Miel amarga» fue quinto lugar en junio de 1966,​ «Tierra mala» cuarto en septiembre de 19668​ «El puente roto»  cuarto puesto en octubre de 1966,​ y «La Martina»  quinto lugar en abril de 1967.

Irma fue la artista de mayor venta de su disquera del mes de agosto de 1967 con «El chuparrosa». y decidió probar suerte en el cine a los 29 años de edad con la película Santo contra los Zombies, con el popular luchador El Santo. De ahí  apareció en filmes como El extra con Cantinflas, y Tiburoneros, junto al cantante Antonio Aguila.

El mote de La Tigresa surgió en 1968 de una historieta-fotonovela que ella estelarizó, y siguió trabajando en el cine durante la década de los 70 en La Martina, La Tigres El monasterio de los buitres y Noches de cabaret.

En los 80, Serrano trabajó en Lola, la trailera y produjo la versión cinematográfica de la obra teatral Naná, que ella estelarizó en México años atrás. En 1986, Irma realizó su última actuación fílmica en la cinta de terror Las amantes del señor de la noche, con Isela Vega y Emilio Fernández.

En 1972, adquirió el Teatro Virginia Fábregas, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México y lo rebautizó como Teatro Fru Fru, en donde protagonizó y produjo montajes teatrales que causaron controversia, entre ellas, Naná, por su alto contenido erótico, y permaneció en cartelera durante 4o años (1973-1977). Otros montajes destacados en ese recinto fueron Una dama sin camelias (1977), Oh…Calcuta (1977), Yocasta Reina (1978), La guerra de las piernas cruzadas (1979) y A calzón amarrado (1980), basada en el libro autobiográfico publicado por La Tigresa.

Como productora, también realizó una serie de montajes teatrales, algunos de ellos dentro del exitoso concepto Teatro de Medianoche, creado por Pablo Leder para un público estrictamente adulto.

En la década de los noventa, Serrano desapareció del mundo del espectáculo para dedicarse a la política, siendo diputada y senadora por Chiapas, en la LVI Legislatura del Congreso, primero con el PRI y luego con el PRD. Hoy permanece alejada de todo.

Irma fue amante de Gustavo Díaz Ordaz durante su gobierno como presidente de México (1964-1970), y se atrevió a llevarle personalmente a los Pinos una serenata acompañada de mariachi, cuando su relación con el presidente terminó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here