La Organización Mundial de la Salud encuestó recientemente a los países para evaluar el impacto de la pandemia en los servicios de salud esenciales.

“De los 82 países que han respondido hasta ahora, más de la mitad han limitado o suspendido al menos uno de los servicios, como servicios ambulatorios o de internación, o atención comunitaria”, afirmó  el doctor Tedros, titular de la OMS

Además, casi tres cuartas partes de los países informaron que los servicios dentales y de rehabilitación han sido interrumpidos parcial o completamente.

Igualmente, alrededor de dos tercios de los encuestados informaron interrupciones en la inmunización de rutina, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades no transmisibles y la planificación familiar y anticoncepción.

Más de la mitad informaron interrupciones por trastornos de salud mental, atención prenatal, diagnóstico y tratamiento del cáncer y servicios para niños enfermos.

El director de la OM S precisó que “los países están utilizando una variedad de estrategias para hacer frente a estas interrupciones, que incluyen telemedicina y redirigir a los pacientes a centros de salud alternativos. Aun así, las consecuencias de estas interrupciones se sentirán durante muchos años por venir”.

Agregó que el mundo está aprendiendo por las malas que la salud no es un artículo de lujo: “es la piedra angular de la seguridad, la estabilidad y la prosperidad”.

Tedros recalcó que es esencial que los países no solo respondan con urgencia a la pandemia, sino que inviertan en sistemas de salud fuertes a nivel nacional y en la seguridad sanitaria mundial.

“Ahora más que nunca, todos los países deben hacer de la cobertura sanitaria universal una prioridad”, concluyó Tedros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here