Un comunicado del portal de la Asociación de Universidades para la Investigación Espacial de Estados Unidos reporta que científicos internacionales descubrieron lo que podría ser la roca más antigua de la Tierra, en una muestra, recogida de la superficie lunar.

El autor del estudio, David Kring, asegura que se trata de “un hallazgo extraordinario que ayuda a dibujar una imagen mejor de la Tierra primitiva y el bombardeo [de objetos espaciales] que modificó nuestro planeta durante el amanecer de la vida”.

La roca fue recolectada por astronautas de la misión Apolo 14 en 1971, y los investigadores, miembros del Centro de Ciencia y Exploración Lunar, encontraron en la muestra lunar un fragmento de roca de 2 gramos compuesta de cuarzo, feldespato y circón, materiales muy comunes en la Tierra e inusuales en su satélite.

Más aún, el análisis químico mostró que el fragmento cristalizó en un sistema oxidado de tipo terrestre y a temperaturas como las del planeta azul, y de validarse la hipótesis de que la roca no es de origen terrestre y cristalizó en la Luna, implicaría condiciones nunca antes observadas en las muestras lunares.

Por ejemplo, que la roca habría cristalizado a unas enormes profundidades, en el manto lunar. Con lo cual, la hipótesis más simple es que el material viniera de nuestro planeta, lo que abre la cuestionante de cómo fue que la roca pudo llegar a nuestro satélite.

Los expertos piensan que el material cristalizó a una profundidad de 20 kilómetros bajo la superficie terrestre hace unos 4 mil millones de años, y que el impacto de un asteroide o cometa hizo que la roca fuera lanzada  por la Tierra, volando a través de su atmósfera primitiva al espacio antes de llegar a la Luna, que entonces se encontraba 3 veces más cerca del nuestro planeta que ahora.

Posteriormente, se mezcló con otros materiales de la superficie lunar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here