La Policía Federal, fundada en 1995, en el régimen de Ernesto Zedillo, fue todo un suceso y por primera vez, el Ejército participó en la cruzada nacional contra el crimen en general.

La Policía Federal Preventiva, PFP, data de 1999 a 2009. Creada el 4 de enero de ese año, fusionó la Policía Federal de Caminos a la Policía Fiscal y personal de la Armada de México; adscrita a la Secretaria de Gobernación, al año siguiente Vicente Fox la pasó a formar parte de la Secretaría de Seguridad Pública.

La información indicó que la Secretaría de Seguridad Pública contaría con mexicanos comprometidos con legalidad, eficiencia, profesionalismo y honradez:

Todos con bachillerato; se dijo que se preparaba en la Escuela Superior de investigación a candidatos y policías en activo que se profesionalizarían a partir de méritos académicos y en la de carrera policial. Todo un rollo.

Sus estrategias enunciadas: la PFP sería un elemento central de la pericia contra el crimen organizado y la delincuencia general, prevenir delitos; constituirse en una institución de excelencia y coadyuvar con las policías locales y ministerios públicos en la investigación de las violaciones de alto impacto social.

Elementos publicitarios que impactaron y dieron esperanzas; pero la realidad de hoy, marcó su decepción; por eso hay apatía con el nuevo intento, con las mismas palabras y tácticas, de la Guardia Nacional. El Ejército ha estado inmiscuido en la lucha contra el narco que, en lugar de disminuir, asentó sus reales en el país.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, en su campaña, tiró dardos con veneno contra el Ejército y anunció que regresarían a sus cuarteles, pero en octubre pasado, sin tomar posesión, se reunió con el general Salvador Cienfuegos, de la SEDENA, y después con el almirante Vidal Soberón de Marina.

Después de eso, además de su carácter castrense los hizo empresarios con el proyecto del Aeropuerto de Santa Lucía y fracasó en el intento de meterlos al negocio inmobiliario.

Hoy, la Policía Federal aquella de 1995, se enfrentó al sistema, y ya resignados exigen indemnización de ley, nada quieren saber del Ejército, ni de la seguridad.

Hoy, es el día que pusieron de plazo para llegar a un acuerdo con el gobierno. Es el primer fracaso de la Guardia Nacional.

rrrart2000@hotmail.com y Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here