La agencia espacial estadounidense tiene en mente una expedición a Marte para mediados de 2030, y en entrevista pata la cadena MSNBC, el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, mencionó que primero es necesario probar en la Luna la tecnología necesaria para dicha misión.

Precisa que en la NASA, “nos centramos en la mitad de la década de 2030″, y que “todavía queda mucho por hacer”, asegurando que el objetivo más inmediato es mantener su presencia sostenible en nuestro satélite natural, cuando le preguntaron sobre los plazos de la expedición a Marte.

Expresó que no se trata de un proyecto provisional que vayan a abandonar a corto plazo, sino que tendrán socios internacionales y comerciales y llevarán humanos y robots a la Luna con el objetivo de comprobar la fiabilidad de la técnica y desarrollar su tecnología para ponerla en práctica en Marte.

Bridenstine puntualizó que la principal diferencia entre una expedición a la Luna y a Marte es que un viaje a nuestro satélite natural dura 3 días.

En cambio, solo existe una oportunidad cada 26 meses de viajar al planeta rojo, por lo que se trataría de una estancia de dos años en su superficie.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here