La joven Mikaela Spielberg aseguró en entrevista con un diario inglés que ya empezó a producir vídeos porno en solitario, aunque aclaró que no piensa filmarse teniendo sexo con alguien por respeto a su pareja.

Mikaela, de 23 años de edad, no pasaría tan inadvertida si no fuese porque es hija adoptiva del director de cine Steven Spielberg. Ella asegura que quiere trabajar en la industria del porno, y que sus padres la apoyan en esta decisión.

Mikaela afirma que habla regularmente con sus padres y que les comunicó sus planes por FaceTime. dejando a Steven y su esposa, Kate Capshaw, intrigados pero no molestos.

Spielberg espera obtener su licencia de trabajadora sexual, y por lo pronto ya publicó algunos videos de poca calidad producidos por ella misma, aunque decidió retirarlos temporalmente hasta tener su licencia.

Dice que en un futuro le gustaría ser una bailarina erótica, y aclara que siente un gran amor y respeto por sus padres, admitiendo que aunque estaba nerviosa por decírselos, no le sorprendió que la apoyaran, ya que quieren que sea feliz.

Ella se describe como una “criatura sexual”. “Me cansé de no poder capitalizar mi cuerpo y, francamente, me cansé de que me dijeran que odiara mi cuerpo”.

“También me cansé de trabajar día a día de una manera que no satisfacía mi alma”, confiesa, y añade que antes no le gustaban sus pechos grandes pero que acaba de darse cuenta de que son “puro negocio rentable”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here