El Observatorio Sirio de Derechos Humanos reporta que son ya 371 mil 222 personas han muerto desde el comienzo la guerra civil en Siria el 15 de marzo de 2011, y advirtió de que la cifra podría superar los 570 mil entre civiles, combatientes de todos los bandos, detenidos y desaparecidos.

Más aún, de las víctimas que la ONG dice que pudo documentar y verificar su fallecimiento, 112 mil 623 son civiles, incluidos 21 mil 065 mnores de edad y 13 mil 173 mujeres, así como 65 mil 187 muertes entre el Ejército sirio y aliados al presidente Bachar al Asad.

De igual forma, hay 64 mil 477 bajas entre los opositores al régimen de Al Asad, todos ellos sirios de facciones rebeldes e islamistas como de las Fuerzas de Siria Democrática, alianza armada integrada principalmente por kurdos y que lidera la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico.

También se cuentan 65 mil 726 combatientes de otras nacionalidades que perdieron la vida, entre árabes, afganos e iraníes pertenecientes a grupos armados como el Estado islámico y el Frente de Liberación de Levante, anteriormente Frente al Nusra, afiliado a la organización Al Qaeda.

El Observatorio destacó que, aparte de las víctimas documentadas podría haber hasta 88 mil víctimas por torturas en las cárceles del Gobierno sirio en todo el país, y que se desconoce el destino de 4 mil 500 secuestrados y detenidos por el Estado islámico, otros 4mil 700 desaparecidos o prisioneros de las fuerzas de Damasco y sus aliados, y más de 2 mil secuestrados por las facciones armadas insurgentes de distintas tendencias.

El Observatorio, con sede en el Reino Unido, tiene una amplia red de colaboradores sobre el terreno y señaló que las víctimas podrían ser 100 mil más, pero no ha podido comprobar su muerte por falta de acceso a las zonas de combate y falta de información por las partes beligerantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here