Dice la ley: “el que afirma tiene la obligación de probar…”

El arte de ganar un juicio está basado en el arte de saber probar lo que se dice en el juicio a favor de nuestros clientes. Esto es así puesto que dependiendo de las pruebas que uno como abogado exhibe en un juicio dependerá el éxito de dicho juicio y con ello de obtener una resolución o sentencia favorable a los intereses de nuestros clientes.

Desafortunadamente en muchas ocasiones no se cuenta con las pruebas necesarias para demostrar o para acreditar los hechos que una persona dice que ocurrieron es decir en muchas ocasiones se dice que pagaron una cantidad de dinero y no tienen consigo los documentos que prueben el pago realizado ya sea una ficha de depósito en un banco, o un recibo que les haya sido expedido, o una factura.

O en ocasiones cuando los clientes dicen que han sido Víctimas de algún delito es necesario probar la propiedad de los bienes que les fueron robados, o qué ocurrió ese hecho y que dicha persona a la que están imputando el delito fue la que cometió el mismo.

En materia Penal la parte importante para defender a un inculpado es desvirtuar los hechos que se le imputan con lo cual no tendrá responsabilidad penal si no se acredita o se demuestra por parte del ministerio público que él realizó una conducta que se encuentra señalada como delito por el Código Penal, y será labor del defensor presentar las pruebas que acreditan que esa persona a la que se le acusa es inocente.

En materia Civil cuando se señala que existe una relación de arrendamiento o que se prestó un inmueble hay que acreditar la existencia del contrato ya sea de arrendamiento, de comodato, de uso o de habitación, y en su caso si no se tiene ninguno de ellos demostrar que es propietario del bien inmueble para poder pedir mediante juicio reivindicatorio la devolución del inmueble y con ello el lanzamiento de las personas que ocupan dicho inmueble; pero siempre habrá necesidad de demostrarle al juez que tenemos un derecho y que este derecho se encuentra consignado en documentos, fotografías los recibos de pagos de servicios y los comprobantes de gastos médicos, las recetas médicas, fichas de depósitos bancarios, notas de compra de muebles para el hogar, etcétera.

Todos esos documentos deberíamos de conservarlos durante algún tiempo antes de deshacernos de ellos ya que sirven como prueba, es decir, sirven para acreditar algo que se adquirió, se pagó, se entregó o probar la existencia de una enfermedad o padecimiento, o un hecho ocurrido. Cuando no tenemos alguna de estas pruebas podemos presentar testigos de los hechos para poder probar alguna circunstancia.  No sólo sirven como pruebas los documentos y testigos, todo lo que sirva para demostrar algo servirá como prueba. Filmaciones, fotografías, grabaciones sonoras o fonográficas, planos, pruebas de ADN, dictámenes médicos, análisis clínicos, pruebas de peritos en: balística, química, dactiloscopia,  psicología, contabilidad, ingeniería civil, topografía,  arquitectura, geología, etcétera. Todo lo que sirva para convencer a un Juez de que lo que estamos afirmando es cierto y con ello poder ganar cualquier juicio sirve como prueba, ya que el arte de ganar los juicios es el arte de argumentar debidamente el derecho que se tiene y probar los hechos que se afirman.

 Existen más pruebas además de las pruebas documentales y las que ya hemos señalado por ejemplo cuando en los casos de qué se presenta un documento y la parte contraria dice que él no firmó dicho documento habrá que acreditarlo con una prueba pericial en grafoscopía; si se señala que el documento es falso o que está alterado habrá que exhibir y ofrecer una prueba pericial en documentoscopía o en documentos cuestionados.

Si una persona tuvo un accidente de tránsito entonces será necesaria una prueba pericial de tránsito terrestre, para determinar quién de los implicados en el accidente automovilístico es el culpable, incluso para el pago de seguros y reparación de los daños que han ocurrido y de esta manera poder determinar a quién le corresponde la obligación de resarcir o reparar dichos daños, incluso para las aseguradoras poder hacerse cargo del pago correspondiente, y existen muchas más pruebas periciales como las de medicina o las de medicina forense.

Por todo lo que hemos mencionado Aquí es importante que usted conserve y guarde los documentos que sirvan posteriormente en algún momento como pruebas ya sea recibos de pago o las fotografías, y videos, ya que no sabemos en qué momento podrían ser necesarias para exhibirlas, sobre todo en los casos en que se le quiera demandar el pago de algo indebido, ya que con ello se acreditará que no se debe eso. No malgaste su dinero y guarde sus documentos que algún día podrían ser utilizados como pruebas en algún juicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here