Belinda Jo Carlisle…sí, de ella hablamos este sábado 17 de agosto a propósito de su cumpleaños: la cantante estadounidense nació un día como hoy, pero de 1958, en Hollywood, por lo que este sábado apagará 61 velitas en su pastel.

Belinda no es el caso de aquellos triunfadores en el mundo de la música y el espectáculo que se adentran en la actividad que formará parte de su vida productiva desde niña, ya que sus inicios en este mundo tan especial se dan como baterista del grupo punk “The Germs” a mediados de la década de los años 70, y después como vocalista se dan en el grupo femenino  pop-punk The Go-Go’s en 1978, y en el cual militó hasta 1985 cuando quiso iniciar carrera  como solista.

Su primer álbum, Belinda, se publicó en I.R.S. Records en 1986, registrando de inmediato su primer éxito en el tema “Mad About You”, así como con “I Feel The Magic” y “Band of Gold”.

Carlisle contribuyó con sus melodías a crear bandas sonoras de algunas películas como “In My Wildest Dreams” al dar comienzo el film Mannequin, así como “Dancing in the City” para Burglar (Con Whoopi Goldberg).

Belinda cambió su look para su segundo álbum Heaven on Earth en 1987, publicado en  Estados Unidos a través de MCA y en el Reino Unido por Virgin. El álbum fue todo un éxito llegando a ocupar uno de los primeros 5 puestos, además de obtener una nominación a los Premios Grammy que se llevaría ese año la inolvidable Whitney Houston.

La primera presentación del álbum fue con el sencillo “Heaven Is a Place on Earth” que tuvo enorme aceptación en Estados Unidos, Reino Unido y en Australia, compaginado con la penetración que tuvo el videoclip del tema, mismo que fue dirigido por la actriz estadounidense Diane Keaton.

Luego de este golpe artístico y comercial, Carlisle publicó su segundo sencillo, “I Get Weak”, que llegó al puesto número 2 en Norteamérica y Top 10 del Reino Unido. Un tercer disco y videoclip del álbum fue “Circle in the Sand”, también colocado entre los 10 mejores en los Estados Unidos, Reino Unido y Alemania.

Otro éxito fue “World Without You”, seguido de la balada “Love Never Dies” en el Reino Unido. En Estados Unidos, el cuarto sencillo, “I Feel Free”, no alcanzó el Top 40 pero su versión remix fue un éxito en las pistas de baile.

Hacia 1992, fue editado un álbum recopilatorio de los grandes éxitos de Belinda, con buena recepción y un éxito em ventas, y 4 años más tarde, ya dedicada a una vida más familiar, Belinda lanzó “A woman and a man”, que obtuvo muy buena acogida en el Reino Unido y Europa.

En junio del año 2010, se publicó su autobiografía en la cual la cantante relata pasajes de su adolescencia, marcada por los problemas de alcoholismo de su padre, y su inicio a muy temprana edad en el uso de drogas. La cantante confesó que su adicción a la cocaína ha durado 30 años, causándole serios trastornos de alimentación y del comportamiento.

En su autobiografía, Carlisle reconoce incluso haber consumido alcohol durante el embarazo de su hijo. A este respecto, afirma “No me di cuenta y no le presté atención”. En recientes entrevistas, Belinda habló de su acercamiento al budismo, y su alejamiento de las drogas, el tabaco y el alcohol.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here