El tren que traslada al dirigente norcoreano, Kim Jong-un a Hanói para una visita oficial a Vietnam, y su segundo encuentro con el presidente norteamericano Donald Trump  ya recorrió más de la mitad de los 4 mil kilómetros que lo llevarán a la capital vietnamita.

El tren de Kim atravesó la ciudad de Changsha en el centro de China con rumbo a Vietnam, bajo un fuerte dispositivo de seguridad y rodeado de un silencio hermético. El convoy blindado del líder norcoreano, que partió el sábado de Pyongyang, pasó este lunes por Changsha, capital de Hunan.

Kim se verá de nuevo las caras con Trump tras su primera reunión celebrada en Singapur en 2018, encuentro que dejó interrogantes en temas de desnuclearización, y los analistas consideran que es necesario que la cita en la capital vietnamita aporte respuestas más claras. En Singapur, Kim prometió “trabajar por la desnuclearización completa de la península coreana”, pero no hay avances desde entonces.

El representante especial de Estados Unidos para Corea del Norte, Stephen Biegun, reconoció que ambos países no tenían una “visión compartida sobre lo que implica la desnuclearización”.

Estados Unidos ha pedido que Corea del Norte abandone su arsenal nuclear de forma completa y verificable, pero Pyongyang tiene un concepto más amplio de la desnuclearización y busca el fin de las sanciones y de lo que considera amenazas estadounidenses como la presencia militar estadounidense en el Sur y en toda la región.

Pyongyang insiste en que ha tomado medidas al llevar más de un año sin probar misiles balísticos ni armas nucleares, así como haber destruido las entradas a su sitio de ensayos atómicos. Pero al mismo tiempo, dice que completó el desarrollo de su arsenal y que ya no necesita las instalaciones.

Trump dijo la semana pasada que no tiene un “calendario apremiante” para convencer a Norcorea que abandone su arsenal nuclear mientras detenga sus ensayos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here