El presidente Andrés Manuel López Obrador retomó en su conferencia mañanera el tema de la carta enviada al rey de España en la que demandaba del país ibérico una disculpa por los hechos ocurridos en 1521 durante la conquista de Tenochtitlán y de 1821 con la declaración de Independencia, y aseguró que nunca dio a conocer el contenido de dicha misiva, la cual también le fue enviada al Papa Francisco.

Cuestionado esta mañana de martes sobre el asunto, y la respuesta del gobierno español rechazando el contenido de la carta, el presidente expresó que en España dicen que fue una falta de respeto el dar a conocer la carta, y que es un asunto de forma, pero a veces la forma es fondo

Explicó el mandatario que las autoridades españolas rechazan “lo que les estamos planteando en la carta que no hemos publicado por respeto a que ellos tuvieran el tiempo de revisarla, analizarla y darnos una respuesta”.

López Obrador aseguró que nos importa la memoria histórica, cy on ello se va a saber cómo sucedieron los hechos; si hubo agravios, es necesario pedir perdón, y comenzar una etapa nueva de hermandad.

El presidente comentó que los hechos deben analizarse, “no en el afán del encono, sino buscando que todo esto que se mantiene como corrientes subterráneas salga a la superficie, porque vamos a conmemorar 500 años de la toma de Tenochitlan. Primero hacer una revisión de lo que sucedió, y sin hacer nada más que pedir perdón por agravios

Dijo que el pedirá perdón a los pueblos yaquis, comunidades mayas, los migrantes chinos, “porque queremos que el 21 sea el año de la reconciliación, e independientemente de la postura que se tenga, ello abre la posibilidad de la revisión de la historia”.

Añadió que “no vamos a caer en ninguna confrontación con ningún gobierno, es un planteamiento que pensamos conveniente para hermanar más a nuestros pueblos, el poder es humildad, no es prepotencia

Mientras tanto, en España, la carta del presidente de México generó una ola de críticas, y para la vicepresidenta del gobierno encabezado por el Partido Socialista, Carmen calvo, “el jefe del Estado, el rey Felipe VI, no tiene que pedir perdón a ningún país, y no va a ocurrir esto”.

Por su parte, el escritor Arturo Pérez-Reverte, respondió a López Obrador “que se disculpe él, que tiene apellidos españoles y vive allí”.

El gobierno español rechazó la exigencia de disculpas, y subrayó que “la llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas”.

Pablo Casado, líder del conservador Partido Popular y candidato a presidente del gobierno en las elecciones legislativas del 28 de abril, señaló que  “es una auténtica afrenta contra España y contra su historia (…) yo no creo en la leyenda negra de España”, que “la izquierda acomplejada intenta ahora escribir”.

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, mencionó por su parte que “la carta de López Obrador es una ofensa intolerable al pueblo español. Así actúa el populismo: falseando la historia y buscando el enfrentamiento”.

La izquierda de Podemos habló y su portavoz Ione Belarra opinó que “tiene mucha razón en exigirle al Rey que pida perdón por los abusos en la ‘Conquista'”.

La conquista española en el antiguo México fue de 1519 a 1521, cuando cayó la Gran Tenochtitlán y se dio inicio a la colonización.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here